ALBERTO QUIERE UNA SUBA SALARIAL DEL 20 % APENAS ASUMA

ALBERTO QUIERE UNA SUBA SALARIAL DEL 20 % APENAS ASUMA

#FrentedeTodos

El misterioso pacto social empezó a tomar forma en las últimas horas a través de la negociación de un refuerzo salarial con la CGT. Esa es una de las medidas que Alberto Fernández conversó con un núcleo reducido de la central obrera en el acto en Tucumán esta semana, como parte del paquete de anuncios previstos para el 10 de diciembre, apenas asuma el poder y ponga en funciones a su gabinete.

El plan está destinado a reactivar el consumo, pero también busca reordenar la discusión salarial en el marco de un nuevo esquema de tasas de interés, dólar y tarifas. Diciembre, se sabe, es un mes caliente. 

El acuerdo de precios y salarios, a cargo de Matías Kulfas y Cecilia Todesca, se piensa en varias etapas. La primera consistiría en un incremento salarial del 20% para los trabajadores registrados, a cuenta de futuros aumentos y que podría ser no remunerativo, acompañado por una suba similar en los haberes jubilatorios y un retoque superior en los planes sociales.

Se evalúa la posibilidad de que el incremento sea anunciado mediante un decreto presidencial, indicaron fuentes cercanas al equipo de gobierno. De ese modo se quiere evitar una reapertura inmediata de las paritarias y moderar las expectativas salariales para avanzar luego en un congelamiento de precios.

Santiago Cafiero, la principal figura del equipo de transición, fue el encargado de anticiparle a los sindicalistas presentes en Tucumán la preparación de una «batería de medidas» por parte de Fernández para el día posterior a la asunción para calmar los ánimos. 

El acuerdo de precios y salarios, a cargo de Matías Kulfas y Cecilia Todesca, se piensa en varias etapas. La primera consistiría en un incremento salarial del 20% para los trabajadores registrados, a cuenta de futuros aumentos y que podría ser no remunerativo, acompañado por una suba similar en los haberes jubilatorios y un retoque superior en los planes sociales.

Se evalúa la posibilidad de que el incremento sea anunciado mediante un decreto presidencial, indicaron fuentes cercanas al equipo de gobierno. De ese modo se quiere evitar una reapertura inmediata de las paritarias y moderar las expectativas salariales para avanzar luego en un congelamiento de precios.

Santiago Cafiero, la principal figura del equipo de transición, fue el encargado de anticiparle a los sindicalistas presentes en Tucumán la preparación de una «batería de medidas» por parte de Fernández para el día posterior a la asunción para calmar los ánimos. 

La idea es que los sindicatos recuperen al menos parte de lo perdido en los últimos cuatro años. Los técnicos de Fernández calculan que los asalariados acumularon en la era Macri un retraso de 20 puntos en promedio en su poder adquisitivo desde diciembre de 2015, un promedio similar al de los jubilados, mientras que el deterioro fue mayor en el caso de los beneficiarios sociales.

En un informe publicado ayer, la diputada kirchnerista Fernanda Vallejos advirtió que los trabajadores informales perdieron en ese período un 24,5%; los empleados públicos registrados, 19,9% y los privados registrados, 16,3%.

#IProfesional

#Primeros100DiasdeGobierno

#AlbertoFernandez

Acerca el Autor

Notas Relacionadas