EL GOBIERNO AJUSTÓ EL CONTROL DE IMPORTACIONES

#Argentina

El Gobierno dio un paso en el control de la sangría de dólares, tras el fin del esquema temporal para la soja, que permitió sumar más casi US$5000 millones a las reservas del Banco Central. A través de la resolución 26 de la Secretaría de Comercio Interior, se informaron los lineamientos de un nuevo régimen de importaciones.

“A partir del análisis de la actual situación económica y productiva, se estima que existen innumerables licencias para la Importación que no representan necesidad ni urgencia para su ingreso al país”, se resaltó en el texto publicado este martes en el Boletín Oficial.

El ministro de Economía, Sergio Massa, había expresado el viernes que había “situaciones casi absurdas en las licencias automáticas” y anticipado que se trabajaba sobre un régimen de comercio para “dar previsibilidad a la economía y a las empresas para todo 2023″.

Si bien se esperan anuncios formales, el cambio oficializado ese martes forma parte de un combo que tiene como objetivo cuidar las reservas que acumuló el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Básicamente, la norma contempla que un universo de productos que ingresaban finalizados al país mediante licencias automáticas, ahora lo harán mediante licencias no automáticas. Entre ellos, hidrolavadoras, palos de golf, esquíes, patines de hielo, máquinas para destruir documentos y motores fuera de borda.

“Esta nueva regulación apunta a fortalecer las operaciones de importación que requieren los sectores productivos para sostener y/o aumentar los niveles de producción y de empleo”, señaló el secretario de Comercio, Matías Tombolini.

“Es parte del ordenamiento general, el Ministerio de Economía viene trabajando con normas que apunten a incentivos. como el dólar soja y el dólar tech”, señalaron fuentes oficiales.

Las empresas con más producción local, menos impuestos pagan, pero para poder hacer eso es necesario ordenar. Con esta modificación se integran procesos productivos que estaban separados entre uno y otro sistema. En la industria automotriz una parte iba por Licencias No Automáticas (LNA) y el resto por Licencias Automáticas (LA); lo mismo en textiles y calzados”, agregaron.

Además, este cambio “permite a las empresas programar mejor sus importaciones, por eso las cámaras y sectores acompañan. La idea es priorizar a aquellos sectores productivos que más generan empleo, por sobre productos suntuarios”, completaron.

Qué son las licencias automáticas y las no automáticas de importación

Las licencias automáticas y no automáticas para la importación de bienes se diferencian por los plazos de espera en la respuesta oficial al pedido de la documentación a presentar requerida, entre otros aspectos.

El trámite de licencias automáticas de importación es un sistema por el cual se aprueban las solicitudes sin excepción. En cambio, las no automáticas (LNA) son aquellas donde el proceso tiene un seguimiento diferencial, que requiere mayor información y está condicionada a un proceso de análisis por parte de la Secretaría de Comercio.