LA QUITA DE SUBSIDIOS NACIONALES AFECTARÁ A LAS FACTURAS DE LUZ EN MISIONES

#Misiones

Tal como se anticipó en ediciones anteriores, la búsqueda del déficit cero en las cuentas del Gobierno de Javier Milei llevó a la Secretaría de Energía de la Nación a poner en marcha la quita de subsidios, a usuarios que se inscribieron en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE). La primera parte, que se espera completar a fin de año, comenzó con el consumo eléctrico del 1 de junio.

El impacto, en cuanto a incremento tarifario, irá desde el 14% (para un usuario inscripto en N1 con consumo de hasta 300kw) hasta un 70% (para uno que fue categorizado N3 con consumos de hasta 250 kw como nuevo tope subsidiado). Sin embargo, si el usuarios consume más que la cantidad de kilovatios subsidiados, ese excedente subió sus valores entre un 100 y un 143% (ver cuadro).

En diálogo con FM 89.3 Santa María de las Misiones y canal 9 Norte Misionero, el gerente comercial de Energía de Misiones (EMSA), Adrián Rivero, detalló que Misiones cuenta con 35.000 usuarios aproximadamente en Nivel 1; unos 146.000 en Nivel 2 y 65.000 en Nivel 3, siempre en números redondos. En N2, a los que les impacta el tope de 350 kilowatts con la suba del 56%, tenemos alrededor de 80.000 usuarios”.

El funcionario cuestionó que “la Nación no contempló que Misiones no cuenta con otra fuente de energía como es el gas por redes, los habitantes de Misiones no tienen otra forma de enfrentar el frío al no tener una red de distribución de gas y hemos quedado en el peor escenario”.

En ese sentido admitió que, ya el mes pasado, “hemos notado una merma en el consumo en esta última facturación, que el usuario se empezó a cuidar más. También nos comentan los usuarios, los compañeros de trabajo, los amigos que hay un cuidado mayor en cuanto al uso de la energía. Pero, la verdad, estos topes que pone de un mes para otro la Nación, hace que uno no pueda prever los gastos del servicio y decir ‘bueno, voy a ahorrar de otra manera el uso de energía’. Es realmente preocupante, hay muchas casas que han instalado cocinas eléctricas, termotanques eléctricos, entonces tienen todo un estilo de vida en el uso de la energía al haber reemplazado el gas y se encuentran con este nuevo escenario”.

Incrementos por segmento

Rivero explicó a los usuarios de la empresa estatal como de las cooperativas, ejemplos de cómo impactarán las resoluciones nacionales 90 y 92/24 de la Secretaría de Energía.

• Nivel 1: Se trata de usuarios sin subsidios. Aun así, la nueva tarifa nacional “tiene un impacto en el orden del 14 al 17%, es decir, que va a pagar un 14 al 17% más respecto al mes pasado para igual consumo”, explicó Rivero.

El gerente comercial también dijo que “la media de consumo para el cálculo fue hecho en base al promedio de 300 kWh”.

• Nivel 2: “Lo que más nos preocupa es el impacto que tiene en el nivel 2, de menores ingresos, en el cual la Nación estableció ahora un tope de consumo subsidiado de 350 kWh cuando, antes, el nivel 2 estaba en 80%, casi 90% de subsidios, nacional. El excedente del tope pagaría el pleno, sin subsidio nacional”, explicó Rivero.

“Ese excedente, con base de 350 kw del nivel 2 tendría un impacto del 56% de aumento”, agregó.

• Nivel 3: “En este caso la Nación tenía un tope de 400 kW y ese tope ahora lo bajó a 250 kW dentro de lo subsidiado. O sea que un nivel 3, que consuma 400 kW este mes con vencimiento en julio, tendría un incremento del 100% a igual cantidad de kilovatios consumidos el mes anterior. Y tendría un 70% de incremento si consume por ejemplo 150 kW. Realmente es para estar atento, para ahorrar en consumo, la verdad que uno por ahí tiene una forma de usar la energía porque sabe lo que va pagando, lo que puede pagar y, de repente, tu consumo tenés que bajarlo prácticamente a 250 kW para no sentir el impacto tan fuerte”, advirtió Adrián Rivero.

• Comercio e industria: la Nación fijó un aumento del 20% sobre la tarifa que estaba vigente hasta mayo.

“Tuvieron ese incremento del 90% en febrero, donde la Nación había quitado el subsidio y, aparte, había aumentado el costo de una manera bastante elevada y también difícil de prever para el comerciante. Porque uno tiene su estructura de costos y, de repente, aumenta un 90% en febrero. Y ahora, por ejemplo, otra vez tienen un incremento del 20% que también es muy difícil. Desde la hotelería nos dijeron ‘nosotros tenemos reservas vendidas, ¿Cómo podemos determinar los costos antes? Y la verdad que la Nación publicó la suba de esta manera y no hay forma de preverlo, inclusive este incremento debería haber sido en marzo y la Nación lo hizo a partir de junio”, explicó.

Todos al RASE

Cuando se comenzó a implementar la segmentación de tarifas, las distribuidoras habían acordado con la Nación que los beneficiarios de las tarifas sociales no debían ingresar al RASE.

Ahora, con el último cambio conocido este mes, todos deberán inscribirse. “Son más o menos entre 60.000 y 80.000 usuarios que deberían inscribirse, que vienen con el subsidio nacional y tarifa social, ambos subsidios. Esos son los usuarios que estaban inscritos de oficio, que de hecho era así y hoy en día tienen que salir a hacer la inscripción, a completar los formularios online”, precisó Rivero de EMSA.

Para este trámite, la Nación dispuso un plazo de 60 días. Finalmente aclaró que quienes ya se encontraban inscriptos, no deberán volver a hacerlo, salvo que quieran modificar su nivel de ingresos y otros datos laborales: un despido, una jubilación, por citar algunos ejemplos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio