TWITTER PROMETE UNA DISPUTA LEGAL CONTRA ELON MUSK POR HABER RETIRADO SU MILLONARIA OFERTA DE COMPRA

#MundoAhora

Elon Musk, el presidente ejecutivo de Tesla y la persona más rica del mundo, dijo el viernes que ponía fin a su acuerdo de 44.000 millones de dólares para comprar Twitter porque la compañía de redes sociales había incumplido múltiples disposiciones del pacto de fusión.

El presidente de Twitter, Bret Taylor, dijo en la plataforma de redes sociales que el directorio planeaba emprender acciones legales para hacer cumplir el acuerdo de fusión.

«El directorio de Twitter está comprometida a cerrar la transacción en el precio y los términos acordados con el señor Musk…», escribió.

El presidente ejecutivo de Tesla inc, Elon Musk, anunció el viernes que retiraba la oferta de 44.000 millones de dólares por Twitter Inc., porque la empresa de redes sociales no había proporcionado información sobre cuentas falsas en la plataforma.

Las acciones de Twitter caían un 6% posteriores al cierre de sesión en Estados Unidos.

En una presentación, los abogados de Musk dijeron que Twitter no había respondido o se había negado a responder a múltiples solicitudes de información sobre cuentas falsas o de spam en la plataforma, lo cual es fundamental para el desempeño comercial de la empresa.

«Twitter ha incumplido múltiples disposiciones de ese acuerdo y parece haber hecho declaraciones falsas y engañosas en las que el señor Musk se basó al firmar el acuerdo de fusión», dijo una presentación al regulador.

Musk también dijo que se iba porque Twitter despidió a ejecutivos de alto rango y a un tercio del equipo de adquisición de talento, incumpliendo la obligación de «preservar sustancialmente intactos los componentes materiales de su actual organización empresarial».

El contrato prevé que Musk pague a Twitter 1.000 millones de dólares de ruptura si no puede completar el negocio por razones de financiamiento o regulatorias. Sin embargo, la comisión de ruptura no se aplicaría si Musk rescinde el acuerdo por su cuenta.

Musk había amenazado con detener el trato a menos que la compañía mostrara pruebas de que las cuentas de spam y bots representaban menos del 5% de los usuarios que ven publicidad en el servicio de redes sociales.

El mes pasado, Twitter le permitió a Musk acceder a su «firehose», un repositorio de datos sin procesar de cientos de millones de tweets diarios.

PUBLICIDAD