ARQUEÓLOGOS E INVESTIGADORES DESCUBREN YACIMIENTOS Y OBJETOS PRE-GUARANÍTICOS QUE PODRÍAN TENER MÁS DE 10 MIL AÑOS EN LAS CATARATAS DEL IGUAZÚ

#PuertoIguazú

Atilio Guzmán, nuevo intendente del Parque Nacional Iguazú, confirmó que tras la visita reciente del arqueólogo e investigador de la Universidad Nacional de La Plata, Dr. Eduardo Apolinarire, descubrieron interesantes yacimientos de las misiones guaraníticas, restos de cerámicas y artefactos que incluso podrían corresponder a épocas pre-guaraníticas en Áreas de las Cataratas del Iguazú.

“Esto reforzó la idea de avanzar en la creación de un Museo, integrado a una gestión cultural del patrimonio arqueológico del área natural para revalorizar la historia a partir de las piezas originales recolectadas hasta el presente que pertenecen a siglos pasados”, explicó.

El Lic. Atilio Guzmán, biólogo de profesión, asumió hace un mes uno de los mayores desafíos relacionados a la gestión de áreas naturales protegidas, al ser nombrado desde abril en el cargo de Intendente del Parque Nacional Iguazú, uno de los destinos más elegidos por los turistas argentinos y extranjeros, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y reconocido como una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo.

Aunque más allá de las bellísimas Cataratas del Iguazú y la conservación de la biodiversidad que alberga, el parque nacional tiene muchos otros atractivos por descubrir, y uno de los proyectos que se propone concretar en su gestión es la creación de un Museo que revalorice el patrimonio cultural e histórico de cara a la sociedad.

La historia del Parque se remonta muchos años atrás en el tiempo y poco se conoce -o se cuenta- hasta el momento de las poblaciones antiguas que habitaron el parque y la provincia de Misiones.

“Hay muchas historias que aún no han sido contadas en relación al PN Iguazú. La idea del Museo hace tiempo que la tenía conversada con diversos actores, a partir de pequeños objetos y artefactos que en estos años se fueron encontrando y acumulando en el parque pero sin destino concreto, solo están guardados. Lo que sucedió es que en abril nos visitó un arqueólogo de la UNLP y su paso por el área resultó con descubrimientos muy interesantes, ya que en las excavaciones en el terreno descubrieron yacimientos guaraníticos, restos de cerámicas y otros artefactos que se presume podrían ser incluso pre-guaraníticos. Estamos hablando de 10 mil años atrás y todo eso hay que investigar y saber contarlo al momento de su puesta en valor”, adelantó el intendente en la entrevista.

La investigación la lleva adelante el Dr. Eduardo Apolinaire Vaamonde, del Museo de Universidad Nacional de La Plata e investigador del Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas). El investigador se dedica a la arqueología, subdisciplina de la antropología, y se encuentra investigando- a través de excavaciones y de los restos arqueológicos que de ellas resultan- los modos de vida de las poblaciones antiguas que habitaron el territorio donde hoy se halla el parque.

Las tareas de investigación comenzaron en el año 2019 a través de la revisión de algunos hallazgos realizados por guardaparques a lo largo de muchos años en distintos lugares. Los investigadores visitaron estos lugares e iniciaron la búsqueda de otros contextos arqueológicos a lo largo de las barrancas y playas de los ríos donde podrían encontrarse los vestigios arqueológicos incluidos dentro de las secuencias sedimentarias.

“En el parque comenzamos a detectar muchos lugares donde se encuentran estos restos, además de los que habían detectado en sus tareas de conservación los guardaparques. Muchos de estos restos se encuentran algunos dispersos en las playas y en superficies, y otros se encuentran incorporados dentro de los sedimentos. Realizamos pequeñas excavaciones para ver qué materiales aparecen, ya que principalmente en esta etapa se trata de recuperar algunos restos como carbones o huesos, que nos permiten realizar dataciones radiocarbónicas para saber su antigüedad. Al estar en un área protegida, los restos que se encuentran están en muy buenas condiciones”, afirmó, por su parte el científico.

Dentro de la búsqueda arqueológica, se hallaron restos poco frecuentes o raros, que hablan de poblaciones muy antiguas que pudieron habitar el parque hasta hace unos 12.000 años atrás. Según los estudios realizados en áreas vecinas, principalmente en Brasil, se estima que los grupos guaraníes habrían llegado al territorio provincial hace al menos 2.000 años, precisaron desde PN Iguazú.

Indagar en el pasado profundo pre hispánico misionero para responder a interrogantes sobre los modos de vida y los cambios que atravesaron estas sociedades a lo largo de su historia, es tarea de los investigadores. Parques Nacionales es investigación.

MUSEO E INVESTIGACIÓN ARQUEOLÓGICA

AF: Desde la investigación del patrimonio cultural y natural ¿Tienen en proyecto la creación de un Museo de Historia en el PN Iguazú a partir de algunos descubrimientos? ¿De qué se trata? 

Si. Sucedió que hace dos semanas nos visitó el arqueólogo de la UNLP que resultó con descubrimientos muy interesantes. El Dr. Eduardo Apolinaire Vaamonde, del Museo de Universidad Nacional de La Plata, investigador asistente del CONICET, y Arqueología de Misiones.

El profesional realizó algunas excavaciones en el terreno, y  tuvo un descubrimiento interesante de unos yacimientos guaraníticos con restos de cerámica y otros artefactos, cerca de Puerto Macuco donde está la empresa prestadora, y a orillas del Río Iguazú.

Hasta ese momento, no había mucha sorpresa, hasta que en otros yacimientos encontró unos carbones que se llevó las muestras para ver si correspondían a periodos pre-guaraníticos. Estamos hablando que quizás tengan más de 10 mil años y, y estos hallazgos ameritan la investigación.

Y es toda una historia que no se cuenta del Parque y desencadenó en una charla de crear un Museo. Hay restos de objetos y artefactos que se van acumulando en lo que es el viejo hotel Cataratas, y considero que hay que poner en valor con un Museo de Cultura, Historia, Sociedad y Ciencia, porque todo se entrelaza con arqueología, historia, ciencias naturales. La idea es poner en valor ese lugar.

Por lo tanto, estamos retomando la idea de Museo, y el Doctor Apolinaire se mostró interesado en poner en valor y contar la historia, que va más allá de las bellezas de las Cataratas y su biodiversidad, hay mucho más.

En el caso puntual de este hallazgo, el investigador se lleva los elementos y lo tiene que restituir a la institución, y a partir de ahí, como  él trabaja en un museo y planteó su interés de continuar con el desarrollo de este proyecto. Esa fue mi propuesta, que nos ayude a contar la historia dada su experiencia en el Museo de La Plata. En Parques Nacionales tenemos gente capacitada, pero necesitamos de referentes y apoyo de la UNLP que tiene experiencia en la parte social, arqueológica y antropológica, y nos viene muy bien  su ayuda. Es una idea que va tomando forma a medida que los hallazgos que son relevantes. El aporte de los Guardaparques en este tiempo es indispensable para todo lo que es Parque Nacional, y sus hallazgos están conservados.

La investigación se inició desde la UNLP, que dio el puntapié con los descubrimientos. Esto, que empezó como una idea de dos locos, tomó fuerza con los hallazgos que son relevantes. Y de la mano el proyecto de museo va tomando forma. No estamos cerrados a ninguna propuesta, de sumar más investigadores o participación de otros actores y universidades, fue una idea reciente que hoy va tomando forma por los descubrimientos que se están investigando.

AF: ¿Cuáles son sus primeras conclusiones al frente de gestión en el PN Iguazú?

Encontré un equipo de trabajo muy comprometido, y eso es súper positivo. Tenemos reuniones todas las semanas. El equipo que encuentro en PNI, “me saco el sombrero”, como dicen. Están ciento por ciento comprometidos con el área y su conservación.

Desafíos hay muchos, la generación de todos estos proyectos de vinculación requieren de una mesa de diálogo constante. Entendemos que hay muchos actores y con sus diferentes intereses que entendemos hay que conjugar para llegar a acciones concretas, con benéficos para el parque y la comunidad con la que conviven, donde nuestro norte es claro respecto a la conservación.

Pero entendemos que hay muchos actores, y tenemos que lograr beneficios al PN Iguazú como también a la comunidad que forma parte, integrando a todos los actores. Estoy entrando en calor rápido en la gestión, porque el puesto lo amerita, estamos de una y otra reunión porque es necesario para un parque de esta envergadura.

CONSERVACIÓN Y SOCIEDAD

AF: ¿Asumió con nuevos desafíos para el PN Iguazú?¿Cuál es el diagnóstico o realidad que se encontró en el ANP?

Si. Hay varias cosas nuevas a encarar, que vienen en proceso de la gestión anterior, principalmente los temas vinculados con la comunidad. Eso es lo que estamos buscando fortalecer.

Actualmente, desde lo personal y ser un habitante más de Puerto Iguazú, lo que veo es que el parque recibe un millón y medio de visitantes al año en promedio, y antes de eso había una vinculación más directa a través del el camping Ñandú que permitía que el vecino de Iguazú pueda visitar el fin de semana, pero en un momento se decidió cerrar este lugar.

La gente lo usaba, venían las familias a compartir un asado,  para contemplar la selva, ver las Cataratas, podían acceder a ver la Garganta del Diablo, y eso se cerró en un momento por una situación que se presentó con un yaguareté, y quedó relegado ese tema.

Desde entonces, se cerró una puerta con la comunidad y entiendo que es necesario reabrir este espacio público de disfrute y hacer nuevamente esta re-conexión de la comunidad con el área natural. Planificar una bicisenda, uso público y recreativo, que no tenga que ingresar necesariamente a las Cataratas. Mi visión es que el Parque Nacional ofrece mucho más que Cataratas y  quizás su atractivo natural no está bien contado aún. Esa es la idea y fuerza de la gestión que llevamos adelante.

Esto tiene que ver con la conexión, primero con las personas que habitan en el entorno a las áreas naturales, y el Parque Nacional Iguazú tiene que ser el promotor de desarrollo local, idea base de las ANP. Entonces, tiene que haber una vinculación de una manera sostenible de la comunidad con el Parque.

Actualmente, desde lo personal y ser un habitante más de Puerto Iguazú, lo que veo es que el parque recibe un millón y medio de visitantes al año en promedio, y antes de eso había una vinculación más directa a través del el camping Ñandú que permitía que el vecino de Iguazú pueda visitar el fin de semana, pero en un momento se decidió cerrar este lugar.

La gente lo usaba, venían las familias a compartir un asado,  para contemplar la selva, ver las Cataratas, podían acceder a ver la Garganta del Diablo, y eso se cerró en un momento por una situación que se presentó con un yaguareté, y quedó relegado ese tema.

Desde entonces, se cerró una puerta con la comunidad y entiendo que es necesario reabrir este espacio público de disfrute y hacer nuevamente esta re-conexión de la comunidad con el área natural. Planificar una bicisenda, uso público y recreativo, que no tenga que ingresar necesariamente a las Cataratas. Mi visión es que el Parque Nacional ofrece mucho más que Cataratas y  quizás su atractivo natural no está bien contado aún. Esa es la idea y fuerza de la gestión que llevamos adelante.

Esto tiene que ver con la conexión, primero con las personas que habitan en el entorno a las áreas naturales, y el Parque Nacional Iguazú tiene que ser el promotor de desarrollo local, idea base de las ANP. Entonces, tiene que haber una vinculación de una manera sostenible de la comunidad con el Parque.

AF: ¿Se logró avanzar en la gestión de ANP en infraestructura más amigable con el ambiente?

Si. Actualmente toda la normativa que tiene la APN tiene que tener sus estudios de impacto ambiental de diferentes complejidades, teniendo en cuenta las obras a realizar.

Después hay un montón de otras acciones, como las Energías Renovables que empezamos a desarrollar. Se instalarán paneles solares, recientemente salió la convocatoria de licitación para la instalación de dos seccionales en la que se instalen energía solar en Mbocai y Timbó en el PN Iguazú, que son áreas que por estar en la selva, con tormentas y demás, tiene dificultades en el servicio. Es una manera de solucionar un problema, y una oportunidad de implementar acciones de conservación y la utilización de energía renovables van de la mano. Con la instalación de los paneles solares se logra ser más cuidadoso con el ambiente y asegurar el consumo, que se complica al estar en áreas remotas.

VINCULACIÓN CON LA COMUNIDAD PARA EL DESARROLLO LOCAL

AF: ¿Y cuáles otros temas desde su gestión se propone encarar?

Se viene trabajando en un proyecto de desarrollo en el límite Este del PN Iguazú, que sería la localidad de Andresito, en la comunidad Cabureí. Tenemos la reserva Alto Iguazú, que fue donada por la Fundación Vida Silvestre a la APN, de un anexo de 74 hectáreas.

La idea es que es en espacios generar un área de uso público, que pueda el visitante pueda seguir el viaje por la ruta escénica 101, y en pocos minutos a la comunidad de Andresito,  llegar a ese espacio que le permita tener una recreación y experiencia distinta a la concentración que uno pueda encontrar en áreas de Cataratas.

AF: Desde el equilibrio de la conservación y el turismo, cuales son los cuidados que hay que tener, pospandemia, respecto a la capacidad de carga y la conservación?

La capacidad de carga establecida es de 6.900 visitantes.

Se conjugan varias situaciones, la capacidad física real por metro cuadrado ocupado de superficie que se estima unas 12.000 personas entrarían, pero eso no es posible. Por ello hay que acompañar la carga física de la carga real, y encontrar la ecuación para calcular en forma diaria, ya que hay que considerar otros aspectos para la capacidad de carga adecuada donde se tiene en cuenta  el disfrute y contemplación de las personas.

Se complejiza más cuando hay que evaluar el tiempo de permanencia, para contemplar, si son grupos, es decir, son varios aspecto que atendemos en los cotidiano, todos los días.

En la actualidad el número de visitantes son de entre 2.000 a 3.000 personas por día, en promedio, y se puede esperar hasta 4500 al año en fechas de alta afluencia turística, como semana santa, vacaciones de invierno, feria de carnaval.

Se ha recuperado el número de visitantes pospandemia la llegada de visitantes. Al 4 de mayo, hemos llegado al medio millón de visitantes, lo que es un número buenísimo, en cuanto al turismo y el movimiento de personas en el destino.

Esto viene acompañado de las complejidades que hablamos anteriormente y que diariamente hay que organizar e ir coordinando acciones entre todos los actores. Para ello funciona una mesa coordinadora de operatoria del Área Cataratas que está integrada por todos los actores (APN, CIES, Iguazú Argentina, Agencias EVT, hoteles y empresas turísticas, guardaparques, FEDECATUR, ADAVI, AGUIATY, servicio de transporte Río Uruguay, servicios gastronómicos, étc).La mesa coordinadora nuclea a todos los actores sociales que intervienen en la operatoria del área en lo que se refiere a la atención del turismo, en especial en los períodos de alta visitación. Es todo un desafío el manejo del flujo turístico del área.

EDUCACIÓN E INCLUSIÓN DE PUEBLOS ORIGINARIOS

AF: ¿ Se ha reunido con los actores locales este primer mes de gestión ?

Si. Me he reunido con una cantidad increíble de personas en lo que va del mes. Este miércoles 4 de mayo, me he reunido con Comunidades Originarias y representantes, para hablar de la formación del Instituto Superior de  Turismo Comunitario. Tenemos la esperanza que comience a funcionar este año en el área Cataratas. Tiene que ver con la posibilidad de que las comunidades originarias de poder formarse específicamente en nivel terciario orientado al Turismo Comunitario

Es una idea innovadora, no hay registro de esto. Formar este instituto en el viejo hotel es un desafío, y que desde PNI se pueda generar las condiciones para brindar esta oportunidad.

Estará destinado a  jóvenes mbya que actualmente terminan la escuela secundaria y ven limitada su posibilidad de formación. En un destino tan importante como es Cataratas, que ellos puedan formarse en Turismo Comunitario, puedan llevar el conocimiento a sus comunidades, la formación y expertise, y así poder generar un ingreso para  vivir mejor, es lo que buscamos todos.

La propuesta elevada fue elevada a la provincia, para que sea bilingüe, con un dictado desde la cosmovisión Mba Guaraní. La formación tradicional terciaria o más universitaria se vuelve difícil para los indígenas porque de alguna manera deja de lado su cultura, tienen una cosmovisión distinta. El ritmo es diferente, y desde el PNI queremos dar esta contención para que no haya deserción.

Participaron de la reunión Claudio Salvador, Viviana Baigalupo, Fernando Villalba, guías de turismo de la Asociación de Guías del PNI, es una propuesta de larga data (2005) y la reunión fue muy provechosa.

La gestión será en forma compartida con la provincia de Misiones, todos están esperando el reconocimiento del Instituto, con la esperanza de iniciar este año. Tienen  47 inscriptos para recibirse de técnicos, de los cuales 45 son de Pueblos Originarios, será una carrera de tres años con titulaciones intermedias.

AF: ¿El proyecto del Sendero Guaraní, que tiene intérpretes de la comunidad indígena, viene de la mano con el Instituto?

Así es, todo un gran desafío de la oficina de Conservación y Uso Público de Parques Nacionales. Estamos en la instancia de aprobación y reconocimiento para empezar las clases. Y estamos pensando un acompañamiento constante, que contemple un mecanismo que atienda diferentes aristas, económicas y de las posibilidades que evite la deserción, desde el acompañamiento sea con recursos, hasta espiritual si se quiere, de manera que puedan terminar sus estudios. Sobre todos esos abordajes estamos estudiando.

Fuente: Misiones Online

PUBLICIDAD