EN EL AEROPUERTO DE IGUAZÚ INCAUTARON CERCA DE MEDIO MILLÓN DE DÓLARES OCULTOS EN AVIÓN PRIVADO QUE IBA DE MISIONES A ITAPEMA

#Misiones

Cerca de medio millón de dólares fue hallado este jueves oculto en un avión privado durante un operativo de control de Aduana, junto a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), en el Aeropuerto Internacional Cataratas del Iguazú, en la provincia de Misiones. En la aeronave, que tenía destino a Brasil, viajaban dos pilotos y un pasajero, todos de nacionalidad brasileña, y los tres quedaron demorados.

Según informaron fuentes oficiales, las divisas extranjeras estaban ocultas en el cuerpo de uno de los tripulantes y en los asientos.

“La pesquisa profunda se hizo porque los agentes de Aduana de Iguazú detectaron que una parte del tablero de la cabina del piloto estaba mal ensamblada, como una parte que no coincidía, y así hicieron una revisión más profunda del avión”, aclararon las fuentes consultadas.

Todo sucedió este jueves cuando el personal destacado en el Aeropuerto Internacional Cataratas del Iguazú procedió a controlar una aeronave proveniente de Apóstoles, provincia de Misiones, y que tenía como destino final a Itapema, en Brasil.

Al iniciarse el control de los pilotos y el pasajero, los agentes de la Aduana y la PSA encontraron el dinero, no sólo escondido en el cuerpo de uno de los tripulantes, sino en el respaldo y en la parte de abajo de los asientos del avión.

Hasta el momento, se contabilizan 490.000 dólares estadounidenses y continúan con las requisas, hallando también reales en cantidades a determinar”, explicaron las fuentes consultadas por este medio.

Por el caso, se labraron actuaciones en el marco de la Ley N° 22415, que sigue instrucciones del Juzgado Federal de Eldorado, que está subrogado por el magistrado de Oberá ya que el titular está de feria: “Mientras se espera la resolución de la Justicia los tres hombres de nacionalidad brasileña han quedado demorados”, ampliaron las fuentes.

Fuentes de la investigación detallaron que los dos pilotos arrestados tienen 46 y 33 años y viven en Itapena, justmanete, la ciudad brasileña de destino del vuelo. En tanto, el pasajero es un abogado de 39 años de Camboriu.

PUBLICIDAD